Como conocer chicos Australianos invernadero

Twitter Snap Aquí tenemos una imagen genérica de una mujer fingiendo un orgasmo. Todas las fotos vía Shuttershock. Tal vez las chicas no hablemos tanto de la masturbación como los chicos, pero eso no significa que no nos guste frotarnos allí abajito de vez en cuando. De hecho, lo que significa es que no creemos que todos los güeyes del bar tengan que saber los detalles de cómo estuvo la pinche dedeada de anoche, así que nos lo guardamos o lo hablamos en grupitos que no consisten en 10 güeyes de ventas y 5 de producción. Claro que toda esta reticencia significa que terminamos hablando de este tipo de cosas con un grupo relativamente pequeño de calientotas.

80 Comentarios

En El Confidencial hemos decidido desentrañar la verdad y para ello hemos preguntado a varios varones sobre sus preferencias tras el coito. Es extraño, el sexo ha ido fenomenal, pero una vez que termino noto una batiburrillo de vergüenza y depresión, explica que no sabía lo que era y que, generalmente, cuando le ocurre denial quiere hacer nada. Se trata de un síndrome que produce que, después del sexo, a algunas personas les invada una sensación de tristeza o ansiedad sin razón aparente. Y después Anteriormente se creía que solo le sucedía a las mujeres, pero un estudio de la Universidad de Tecnología en Australia descubrió que ellos todavía pueden sentirlo. Otros, como Roberto, de 31 años, por ejemplo, son claros defensores de los mimos después: Denial sé por qué se tiene la idea generalizada de que solo queremos dormir. Me gusta que la otra persona me abrace, me de besos La tranquilidad con la que te quedas después de terminar es impagable. Luego hay dos opciones, o afincar dormidos acurrucados o si los besos llevan a volver a hacerlo otra vez. Todo depende, explica.

Los hombres AUSTRALIANOS en el AMOR

No hay comentario

Submit un comentario